Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos)

A mediados del siglo 19 el químico alemán Justus von Liebig desarrolla un concentrado de carne muy nutritivo y luego de pocos años funda una compañía para su fabricación y comercialización.

Como la carne en Europa era cara, la compañía se las ideó para manufacturar el concentrado en una planta en Uruguay, donde la carne costaba algo menos de un tercio que en Europa.

Con tal combinación de propiedades nutritivas y buen precio, el producto se volvió muy popular y se comenzó a vender en muchas farmacias como suplemento alimenticio en forma de jarabe. Como se imaginarán, los médicos lo recomendaban como tónico para el crecimiento y los niños eran las principales víctimas de este no muy sabroso jarabe :) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) icon smile

La cosa es que para tratar de que los niños no desarrollaran tanto pavor a dicho jarabe, Liebig desarrolló una interesante estrategia y se las ingenió para incluir junto con el jarabe unas interesantes tarjetitas coleccionables. Las tarjetas fueron pintadas por algunos famosos artistas de la época y generalmente se distribuían en grupos de 6 unidades. Cada grupo se refería a un tema en particular y se hicieron muchísimas tarjetas durante muchos años.

La verdad yo no sabía nada de esta historia hasta que hace algún tiempo me hice sin querer de algunas de estas tarjetitas y desde allí les agarré una fascinación desbordante. A lo largo de algunos años pude conseguir algunos sets y la verdad siempre que las vuelvo a ver quedo maravillado. En lo personal me parecen hermosas: pequeñísimas obras de arte.

Poco a poco iré escaneando algunas series de las que poseo, pero por ahora lo haré con la serie de castillos. Espero les agrade y les pique el bichito de la curiosidad.

liebig_castle4 Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) liebig castle4

liebig_castle3 Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) liebig castle3

liebig_castles2 Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) liebig castles2

leibig_castle1 Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) leibig castle1

liebig_castle6 Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) liebig castle6

liebig_castle5 Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos) liebig castle5

Proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos)

Me pidieron que construya una casa de juegos para niños para esta Navidad, así que me di a la tarea de diseñarla y una vez que terminé con los planos se me ocurrió compartirlos.

El objetivo es poder utilizar al máximo los paneles de Plywood que se encuentran disponibles en el mercado para así abaratar costos. En total usaré 6 planchas de Triplex que están alrededor de USD$30 cada una, incluido el corte. Así que la idea es que la casa cueste menos de USD$200 ya incluyendo pintura y lo más divertido es que se puede hacer una dinámica interesante con los chicos pintando y decorando la casa.

Si se quiere invertir un poco más de dinero para hacer una casa resistente a la humedad recomiendo usar Plywood Marino.

La casita es bien sencilla y luce como en la siguiente imagen.

casita_planos2 proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) Proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) casita planos2

A continuación los cortes que se deben realizar. Se muestran 3 paneles; cada uno se debe de hacer por duplicado.

casita_planos proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) Proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) casita planos1

El panel del techo puede ser de un espesor menor al de las paredes. En mi caso utilicé paneles de 18mm para las paredes y 12mm para el techo.

A continuación fotos reales de la construcción para disipar cualquier duda.

casa1 proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) Proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) casa1

casita5 proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) Proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) casita5

casita6 proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) Proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) casita6

casita7 proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) Proyecto open source: casa de juegos para niños. (con planos) casita7

Una vez que seque la pintura y la decore un poco mejor subiré más fotos.

 

El MazinMaster Test: La prueba que te permitirá conocer si eres un gurú de Mazinger Z

Mazingerz4 El MazinMaster Test: La prueba que te permitirá conocer si eres un gurú de Mazinger Z El MazinMaster Test: La prueba que te permitirá conocer si eres un gurú de Mazinger Z Mazingerz4

En días pasados el Gran Consejo de Maestros de las Series Animadas de los Ochentas se reunió furtivamente para planificar un homenaje a los 41 años de nacimiento de la serie de televisión Mazinger Z; suceso que se cumple este 3 de Diciembre de 2013.

Los Maestros Chento, CarryOn, Polestar y Fabruco se dieron cita para abordar el tema medular de la reunión: Diseñar una prueba insuperable que permita determinar si un vulgar mortal conoce lo suficiente de aquella emblemática serie animada como para ostentar el título de MazinMaster.

Para los que no conocen de Mazinger Z (ohh pequeños púberes inverbes) habría que recordar que esta teleserie, adelantada a su tiempo, daría inicio a toda una época llena de robots tripulados por humanos, lo que se terminó denominando el género Mecha. Género que de alguna forma llega a nuestros días con la película Pacific Rim: película éxito de Hollywood estrenada este mismo año 2013.

Así ya con tema definido la reunión dio inicio.

Sólo como acto protocolario se procedió a entonar canciones Mazingerianas (en perfecto japonés por supuesto) y a dibujar el plano exacto del pie derecho de Mazinger Z (rituales de rigor).

Uno de los temas que despertó más interés fue toda la mitología desarrollada como fundamento para la trama de la serie. Algunas de las preguntas del test incluyen este tópico.

El test tiene un total de 20 puntos y se diseñaron 3 títulos posibles dependiendo de la puntuación obtenida.

  • 0 a 8 puntos: Pequeñín
  • 9 a 14 puntos: Novato
  • 15 a 20 puntos: MazinMaster

En fin… sin más preámbulos los dejo con el test. No se deben pasar de los 20 minutos. Mucha suerte!!!

——————– EL MAZINMASTER TEST ——————–

Cómo se llamaba el amigo investigador que acompañó al papá de Koji Kabuto a la Isla de Mikonos y con quien descubriera los robots arqueológicos?

 
 
 
 
 

Qué combustible usa el Pilder?

 
 
 
 
 

Cuál es el punto de fusión del Japanium?

 
 
 
 

De qué estaban compuestas las lágrimas de Minerva X?

 
 
 
 
 

Por qué Koji Kabuto no usaba el cinturón de seguridad en el Pilder?

 
 
 
 

Cómo murió el papá de Koji Kabuto?

 
 
 
 
 

Cómo se llamaban los ayudantes de Boss?. Seleccione más de una respuesta de ser necesario.

 
 
 
 
 

De qué elemento obtenía Mazinger Z su energía?

 
 
 
 
 

Qué es en realidad la supuesta “piscina” de la que sale Mazinger Z?

 
 
 
 
 

Quién es el creador de la serie Mazinger Z?

 
 
 
 

Qué significan los 3 garabatos japoneces que aparecen al final de cada capítulo?

 
 
 
 
 

Cuáles fueron los robots que lucharon contra Mazinger Z en el primer episodio?

 
 
 
 
 

De la siguiente lista enumere uno o más robots que destruyeron a Mazinger Z en el capítulo final.

 
 
 
 
 

Qué personaje hace un desnudo en una escena de la serie?

 
 
 
 

Qué armas tenía el Pilder?

 
 
 
 
 

Cómo se llamaba la sirvienta de Shiro que muere en la residencia Kabuto?

 
 
 
 

Cuál es la aleación de la que estaba hecho Mazinger Z?

 
 
 
 
 

Question 1 of 17

La mujer que era celeste

Con tu pelo de oro amanecido
y tu mirada escarlata
me miraste esa mañana y perdí la cabeza

Envuelta en tu bandera,
con tu piel de franja blanca
y en tus ojos el celeste que robaste a las ventanas

Así te vi, tan argentina,
que volteé el planeta por verte
y acercarme a tu distancia

Así me fui, un día tarde,
por ver un rato más: tu paisaje elegante,
el día en que te quise, cuando perdí mi viaje

El Atarvante

Un buen día desperté temprano, salí por la ventana y me subí al primer árbol que vi. No había viento y el chismorreo de la hojarasca se detuvo por completo. Una calma de ojo de huracán lo invadió todo, de repente. En cierto momento, el silencio era insoportable, hasta que me escuché a mi mismo. Allí, escarbando en esa nada silenciosa, comencé a notar el susurrar de mis latidos, el sonido gutural de mis digestiones, la áspera brisa de mi respiración.

Escuché con atención y noté un sonido como de beso cada vez que pestañeaba… y sonreí. Lo supe porque escuché el crujido de mis labios mientras se movían, muecamente. Después me di cuenta que siempre supe el sonido de una sonrisa; a lo mejor lo supe hasta antes de nacer, mientras flotaba en esa otra nada acuosa, invadida de sonidos orgánicos que lo iluminaban todo.

La luz! a lo mejor fue la luz pensé. La luz que vi al nacer fue lo que me distrajo de aquel génesis sonoro. La magia de la luz, ese arcoíris luminoso que maravilla, que hace que todos los demás sentidos parezcan accesorios, complementarios.

Así que, cerré los ojos, huyendo de los estridentes rayos luminosos y me dejé llevar por la música que fluía de mi mismo, prominente, en la oscuridad absoluta… hasta que sentí que todo yo era un torrente de fluidos, confinados dentro de finísimas mangueras conectadas unas con otras. Una maraña tubular, bien calculada, que recorría mi cerebro y bajaba hasta mis pies, llevando humedad a todo mi cuerpo. Yo, era un yo de agua.

Me encontraba ya extasiado, imaginando que era líquido, nadando en un insalobre mar infinito, entretenido entre sonidos acuosos, como de arroyo invernal, como de mar, como de lluvia… cuando el atarvante de mi primo Juanito Javier me despertó.

Lo vi con odio al principio, porque me despertó para discutir sus banalidades de siempre: que si había escuchado la última contratación para la delantera del Barcelona, me dijo. Lo ignoré como siempre lo ignoro cuando viene con sus idioteces e intenté dormir nuevamente, intentando retomar aquel maravilloso sueño licuado.

Pensé en agua, pensé en mar, pensé en arroyito invernal, hasta que escuché el grito estridente de mi primo… “Jajajaja… Este bobazo se ha meado dormido!!!

La luz que salía de tu boca

Un día me amaneciste y todo se iluminó con una luz diferente a la habitual. Al principio no supe si era el reflejo de una cara conocida o un farol que se había quedado encendido en una noche pasajera.

Fue cuando me di cuenta que aquella luz se modulaba al ritmo de tu voz que finalmente supe que provenía de tu boca.

Ya había visto otras luces curiosas antes, como esa luz pedregosa que brotaba de la lámpara de carburo de mi abuelo, o aquella otra misteriosa que vimos flamear una noche en la profundidad de la montaña y que nos mostró la ubicación exacta de aquel entierro milenario. También vi esa hermosa luz, que incendió el cielo brevemente y que pasamos toda la noche inventando teorías de qué fue lo que ocasionó tal pirotecnia celestial… Pero nada, nada había captado más mi curiosidad que la luz que desde ese día emanó de tu boca.

El día que lo noté, supe que ibas a marcar mi vida para siempre.

Desde entonces te veo sonreir con ese fulgor de cocuya extraviada y allí me quedo frente a ti, con mi cara de acontecimiento, para aprovechar tu calor luminoso y broncearme el alma con tus historias de felicidad desparramada.

La primera vez que me dijiste que te habías enamorado de mi, el resplandor llegó primero –apenas separaste los labios– luego llegaron tus palabras. Allí comprobé que la luz siempre llegaría antes de las buenas noticias. También, reflejamente, aprendí a emocionarme al primer fulgor y después, en ese delgado momento de tiempo que divide el antes del después, prepararme para tus caricias sonoras –que a veces llegan anunciando que me quieres.

Siempre te he querido preguntar: eres un sol?

Tratando de comprender aquella virtud de faro encantado que posees, te observé una noche mientras dormías. No me pude resistir, nunca lo supiste hasta ahora. Me acerqué en silencio a tu boca y en medio de un suspiro resbalé reptando por tu lengua, atraido por la luz tenue que emanas cuando duermes.

Sin dudarlo descendí por tu garganta, diminuto; al principio fue difícil porque tuve que contener el aliento para no despertarte, pero traía tal curiosidad de gato juvenil, que me hizo proseguir inminente; me engulliste con inconsciente ternura.

Te cuento que estuve confundido por un tiempo, recorriendo los laberíntos tibios de tu cuerpo, respirando tu mismo aire, sin saber si ya había amanecido, sin saber cuántas horas habían pasado. Te quise más que nunca cuando sentí que tu calor protector me arropaba del frío húmedo de afuera; susurré cuánto te quería y el eco tamboríl de tus músculos me devolvió un “yo también te quiero”. Por un momento quise gritar lo que sentía, pero había pasado tanto tiempo –lo sabía por el cansancio– que ya no me quedaban fuerzas.

Ya agotado, me arrastré por una esquina, una comisura, un pliegue, algún tejido y quise acurrucarme allí, a descansar dentro de ti, juntos los dos, arrullado por el fluir acompasado e incesante de tus latidos.

Fue justo después de esto que lo vi; allí estaba… la fuente luminosa, el motor de la luz. Ante mi, tu secreto, como una revelación que me hizo comprender todo en un segundo. Y todo se volvió más lógico.

Nunca olvidaré cuando lo vi funcionando perfecto, imponente, bombeando una luz cristalina por todo tu cuerpo, fabricando tu magia. Allí estaba ante mi perplejidad aquel tierno monumento… el aparato más bello que había visto jamás, la parte más hermosa de tu cuerpo… … tu corazón.

De cómo Abelino se le “lanzó” a la Profe

Estimada Maestra,

Junto con la presente, encontrará el documento con el proyecto de fin de curso tal como me lo encomendó. Lo he tratado de realizar de tal forma que me ponga un 10.

Si la calificación que espero le parece desorbitada o usted tuviera algún reparo en otorgármela, considere que puedo invitarla a cenar para discutir el tema. En la cena espero poder disertar y sustentar el tópico con la holgura que se requiera, además, en un ambiente menos tenso que el de las frías paredes del aula de la facultad, donde por cierto, la naturalidad de mi discurso puede resultar intimidada por la aglomeración del estudiantado; y si no logro convencerla, al menos podemos disfrutar de una botella de Château Margaux o si prefiere una experiencia más espumante, de un Perrier Jouet o de un muy bien seleccionado Don Pérignon. Seguro, luego de paladear el elixir de esta uva de la región de Champagne, me sentiré más seguro de que su crítica es sincera, pues, como dice Alberto Cortéz en uno de sus poemas: “El vino puede sacar cosas que el hombre se calla” … y tal como ve, me he tomado la liviandad de extrapolar el anterior verso al género que usted ostenta, pues el placer de una buena copa de vino no es privilegio exclusivo de los hombres, sino también de las mujeres brillantes, como usted, distinguida maestra.

Por favor, no tome esto como un soborno, pues la costumbre de las coimas es una de las ligerezas más reñidas con mis cánones morales. Sin embargo, la cena también se la he propuesto, con todo respeto, con una segunda intención: porque si al menos, luego de todos mis intentos por convencerla no lo logro, la cena ya se encontrará justificada, sólo por el hecho de permitirme disfrutar de su conversación inteligente y de su superlativo esplendor. Además, de que le retribuiré el tiempo invertido, con mi mejor esfuerzo de que pase un momento maravilloso, en el que le contaré una muy seleccionada miríada de anéctodas y hasta apostaría mi nota entera del semestre a que le robaré algunas sonrisas y pasará una inolvidable velada.

Si accede a esta académica, decorosa y muy respetuosa invitación, no tiene ni que responderme, solo asegúrese de que mi nota no sea un 10 y pasaré por usted la noche del jueves, carruaje mediante, para dirigirnos al restaurante con la mejor vista de toda la ciudad y donde al menos espero, si me permite matizar de algún modo la velada, deleitarla con una exquisita selección de música clásica, encabezada por “Sueño de Amor” de Franz Liszt. Por supuesto, el volumen de la música será el exacto para que podamos disfrutar de una agradable conversación y al mismo tiempo estremecer nuestro espíritu con los pizzicatos y fugas del cuarteto que he contratado.

Por favor, no tome mi carta como un arrebato de alumno desesperado por aruñar unos puntos más para el promedio, pues lo que más anhelo es que no me ponga el 10.

Respetuosamente,

  Abelino

  Su Alumno

(Edgar Landívar, 2013)

Un softphone libre para Elastix (o algo parecido)

Hace un par de días encontré un código mal parqueado en mi computador. Era un softphone que había escrito en Python y que sirvió de prueba de concepto para un proyecto que nunca llegó a ver la luz.

Como no conocía mucho de Python cuando lo escribí (tampoco ahora) tuve muchas dudas si colgarlo de algún repositorio de código, pues el programa estaba hecho al apuro y con funcionalidad a medio terminar.

La cosa es que me decidí a colgarlo de github.com… Hace tiempo que quería obtener una cuenta allí y probar la plataforma, así que se me ocurrió que era la oportunidad perfecta.

Bueno, volviendo al softphone…

La idea de este softphone es que, aparte de hacer y recibir llamadas VoIP, se comunique con un servidor Elastix para consumir servicios Web, de tal manera que pueda sincronizar la información de contactos local con los contactos almacenados en Elastix. Del mismo modo también se puede tener acceso a los eventos que se crean en el servidor, dentro del menú Agenda.

Un softphone libre para Elastix (o algo parecido) Un softphone libre para Elastix (o algo parecido) Screen Shot 2013 05 28 at 4

Me decidí a usar Python por la sencilla razón de que quería aprender a usarlo. El problema es que Python no es precisamente el lenguaje de elección cuando se quieren hacer interfaces GUI. Exploré algunas alternativas de librerías GUI que se pudieran usar desde Python y que también sean cross platform (es un requerimiento que tenía) y me llamó la atención Qt y WxWidgets, pero finalmente me decidí por TkInter.

Si bien es cierto, TkInter no es un paquete tan poderoso como Qt o WxWidgets, tenía algunas ventajas como ser el GUI de facto de Python (viene junto con Python) y ser relativamente sencillo de aprender… Claro, hay muchas limitantes, pero pensé en “sacarle el jugo” a TkInter hasta donde me fuera posible.

Para la pila SIP no me compliqué y utilicé el conocido PJSIP, pues tiene un puerto para Python.

En fin… ya con todas las herramientas sobre la mesa comencé a codificar y terminé en un producto con el cual experimentar, pero incompleto… todavía hace falta mucho para que sea algo que se pueda considerar estable.

Cabe destacar que para que el teléfono funcione correctamente hay que usar Elastix 3 o instalar un paquete de servicios Web en Elastix 2. Ya explicaré más detalles de esto en los próximos días.

El código del teléfono lo publiqué aquí:

https://github.com/elandivar/elastiphone

El estado actual es “alpha”.

Al final, espero ir mejorando el producto en las grietas de tiempo que encuentre… a paso lento, pero seguro ;) Un softphone libre para Elastix (o algo parecido) Un softphone libre para Elastix (o algo parecido) icon wink

Etimología de la palabra YONI

Cuando era chico, llego a hacerse trillada la frase “me voy a vivir a la YONI”. Y es que gran parte de la población del Ecuador migró a los Estados Unidos y así, sin más son ni ton, ya sólo quedamos los rezagados, los que NO nos fuimos a vivir a la YONI… bueno, no es del todo cierto en mi caso, pero esa es otra historia.

La cosa es que realmente de chico nunca me puse a pensar por qué le decíamos así al país del norte. Supongo que uno primero empieza a aceptar las palabras nuevas sin cuestionarlas y luego ya las vamos saboreando y entendiendo mejor… y así fue que me di cuenta que era un modismo muy nuestro —ecuatoriano quiero decir.

La palabrita era tan usada que en los 80s salía en la tele un comercial de la Lotería Nacional, donde un fulano se iba vivir a la YONI y luego de unos años volvía encachinado, gogotero y hablando spanglish… mirando a la parentela por encima del hombro porque ahora ya era “residente”. Después también leí el término en el poemario del finadito Fernando Artieda, en ese verso que habla de la muerte y velación de Julio Jaramillo y que dice:

Mónica se vino desde la YONI
para contarle después de muerto
todo lo que lo había querido

… En resumen, la palabra se inyectó intravenosamente en el vocabulario de la población, en todos los estratos, estratosféricamente.

Luego fue que pasó un tiempo y se me metió en la cabeza la loca idea de hacer un diccionario “guayaco” y recopilar términos y frases coloquiales de Guayaquil y del Ecuador en general. En el significado de cada palabra trataba de incluir la etimología de la misma, explayándome hasta donde mis limitados conocimientos de lingüística de barrio me permitían. En esos andares me volví a encontrar con la palabrita YONI… y llegué a la temeraria conclusión de que se trataba de una mutación fonética al castellano de la palabra United (pronunciada yunaited, luego yunai, luego yoni).

El diccionario tuvo cierta popularidad y hasta la famosa revista Vistazo le hizo una referencia alguna vez.

Un día, conversando con mi buen amigo Antonio Iñiguez —visionario, gran colaborador del diccionario, catador de encebollados y ahora desaparecido producto de un matricidio en primer grado, en la YONI—, le contaba de mi vivaz conclusión, cuando él comenzó a mover la cabeza en señal de reprobación y me dijo “no no no, tas equivocao, la palabra YONI no viene de allí”.

El decía, con mucho sentido, que la palabra YONI se derivaba de aquella frase abreviada que significa I LOVE NY, donde la palabra LOVE está representada por un corazón. La leyenda, según el Toño, se la había contado su buen amigo Octavio, quien ya no estaba para consultas pues, como muchos, se había ido también a la YONI.

myWPEdit Image Etimología de la palabra YONI Etimología de la palabra YONI myWPEdit Image 1366324742

Y en cierto modo, con solo ver este letrerito, que inunda las tiendas de souvenirs de la ciudad de Nueva York, parece que se leyera la famosa palabra YONI. Hay que recordar también, que la mayoría de migrantes ecuatorianos se encuentran en esta ciudad.

Hasta aquí, las dos teorías tenían sentido y comencé a discutir el tema con mis amigos en reuniones matutinas dominicales, en las que nos congregábamos a comer encebollado y hablar de cualquier cosa. En una de ellas alguien dijo “yo tengo una tercera teoría… YONI viene de Jhonny”. Según la nueva teoría, Jhonny es un nombre muy común en Estados Unidos y las personas comenzaron a llamarla la tierra de los Jhonnys, la tierra de los YONIs, La YONI.

Así es como terminé con 3 diferentes posibles orígenes de este término, que continúa usándose comúnmente y ya es parte de nuestro vocabulario.

Alguien tiene una cuarta hipótesis?

Elastix se mueve libremente, 6 años después

Foto Best Product of Show Elastix se mueve libremente, 6 años después Elastix se mueve libremente, 6 años después foto premio elastix2

La semana pasada me encontraba conversando con el CEO de una empresa que ha revolucionado el mundo de las comunicaciones, cuando me dijo “Felicitaciones por el premio”. Le confesé que no sabía de lo que me hablaba y me explicó que Elastix había ganado, hace pocos minutos, el premio de mejor producto del Show (BEST PRODUCT OF SHOW 2013). Conversábamos en el salón de exhibición del ITEXPO en la ciudad de Miami, donde se congregan decenas de empresas de telecomunicaciones de todo el mundo.

Al terminar la conversación corrí al stand de Elastix todavía con algo de duda y allí vi el cartel con la condecoración. Paul Estrella, nuestro Product Manager, no podía contener la emoción. Con este, ya son más de una decena de premios internacionales que Elastix ha recibido; del anterior nos enteramos en Madrid a fines del año pasado: El premio BOSSIE 2012 (Best of Open Source Software) que entrega la revista estadounidense Infoworld. 

En el vuelo de regreso a casa me puse a pensar cuánto hemos crecido en tan poco tiempo, donde pasamos de ser tan solo un manojo de ideas a, probablemente, el producto de servidor de comunicaciones unificadas más popular en el mundo, con distribuidores en todos los continentes. Qué motivó ese crecimiento?

Y es que hace 6 años lo único que teníamos era unas cuantas líneas de código y una cuenta recién creada en SourceForge (sitio de alojamiento gratuito de software de código abierto). Hice la primera descarga para comprobar que todo funcionaba y luego de unas semanas ya eran miles, después pasamos el primer millón y seguían multiplicándose. El contador nunca se detuvo.

Al inicio, nuestro presupuesto de marketing era muy limitado, la promoción del producto era casi nula, pero los usuarios seguían descargando el producto.

Entonces, sin una maquinaria publicitaria detrás, qué hizo que la gente lo usara? Por qué se hizo tan popular?

En el medio de esta reflexión vino una conversación con Rafael Bonifaz, viejo amigo del Software Libre. Me contaba que tenía una idea que quería poner en práctica en las elecciones presidenciales de Ecuador, que serán en unos pocos días. La idea era informar, a través de twitter, a todos los candidatos acerca de la importancia del Software Libre como parte de la política tecnológica del estado ecuatoriano y de paso consultarles su postura sobre el Software Libre.

Rafael ya había hecho algo parecido en el 2006 y todo esto terminó convirtiéndose en el famoso Decreto Presidencial 1014, que favorece al Software Libre en contrataciones del Estado Ecuatoriano. Rafael ayudó a concertar una cita entre Rafael Correa y el presidente de la Free Software Foundation. Días después el decreto se pasaba a limpio y se publicaba como oficial.

Entre otras cosas Rafael me comentó que quería que Elastix fuera tomado como un caso de éxito que se pudiera mostrar a los candidatos presidenciales. Asumo que quería demostrar de algún modo que Elastix es un proyecto que se puede replicar en el país.

Por supuesto, me emocionó mucho esa deferencia y le prometí escribir este artículo con la respuesta del por qué Elastix se volvió tan popular, al menos desde mi punto de vista.

Y es que hay pocas cosas que le pueden ganar a UN BUEN PRODUCTO y una de ellas es: UN BUEN PRODUCTO LIBRE.

Estoy convencido de que sin el modelo de negocios que escogimos, basado en un esquema de licenciamiento libre, Elastix no sería lo que es.

Algo muy importante a tener en cuenta es que el mercado en el que competimos con Elastix está lleno de empresas multimillonarias que invierten monstruosas sumas de dinero en investigación y desarrollo: Cisco, Avaya, Microsoft, entre otras. Sin herramientas libres esto hubiera sido imposible para nosotros. Elastix basa su funcionamiento en el orquestado funcionamiento de cientos de paquetes de software, todos ellos libres. Usar plataformas cerradas hubiera sido simplemente prohibitivo para el proyecto. El software libre nos dio muchas oportunidades, entre ellas, el poder hurgar dentro del código para modificar, mejorar, INNOVAR. 

Cada vez que Elastix recibe un premio en una competencia con las gigantes de las telecomunicaciones, me pongo a pensar que no solo es un triunfo del equipo de PaloSanto, o latinoamericano, sino también… del software libre.

Referencias: