Club de Computadoras Antiguas Retro Tech

Lo que comenzó como una idea loca fue tomando forma. Hace unos años mi amigo Vicente Adum (Chento) me contó que estaba desempolvando y restaurando sus juguetes de la infancia, entre ellos viejas computadoras y consolas de videojuegos, y, pues yo, estaba haciendo lo mismo. Esta coincidencia a lo mejor es consecuencia de la edad y de que uno va recordando el pasado con nostalgia. Ya saben “todo pasado fue mejor”, “recordar es vivir”, y montón de frases más.

Uno de los recuerdos más nítidos de mi infancia fue aquella Navidad en la que mi mamá nos regaló una consola ATARI 2600 a mi hermano y a mi. Supongo que habré tenido unos 9 años y mi hermano un año menos. Como el regalo era compartido, la mañana del 25 de Diciembre me levanté a las 5AM para poder jugar primero que él y la sorpresa fue grande cuando me di cuenta de que mi hermano estaba ya jugando desde hacía bastante rato!. Él siempre fue más madrugador que yo.

El asunto es que la nostalgia es sólo el principio, hace unos 6 años comencé a conseguir/comprar/restaurar viejas computadoras y cuando me di cuenta, ya tenía una pequeña colección. Chento hizo lo mismo y en cierto punto teníamos un grupo de computadoras interesantes, entre ellas algunas icónicas ATARI como la Super PONG o la 400; la Commodore 64 y otras marcas también como Apple, Texas, Sinclair. Un mostrador interesante.

Atari Super Pong

Atari Super Pong

Atari 400

Atari 400

Fue en 2017 cuando se nos ocurrió presentar nuestras colecciones en un evento. Me encontraba yo ayudando en la organización de un festival de ciencia y tecnología en la ciudad llamado SeGenial (www.segenial.ec) y había un stand disponible. “COMPUTADORAS RETRO” decía el letrero que colgaba del travesaño de la carpa. Nos fue bien. Pusimos una máquina emuladora de juegos ARCADE que fabriqué en AsiriLabs, para que los curiosos pudieran jugar. Para nuestro asombro los interesados no sólo eran los papás nostálgicos de los años ochentas, sino también muchos jóvenes. Algunos adolescentes reconocían los juegos y aparatos de manera sorprendente, sabían de la historia de nuestras máquinas, habían leído de sus inventores y de las anécdotas detrás del desarrollo del software y hardware inicial.

Stand de Computadoras Vintage en el Festival SeGenial 2017

Stand de Computadoras Vintage en el Festival SeGenial 2017

La muestra de equipos retro en el SeGenial 2017 en ESPOL

La muestra de equipos retro en el SeGenial 2017 en ESPOL

Repetimos el experimento en la edición de 2018 del SeGenial que tuvo lugar el mes de Noviembre en el Malecón de la ciudad de Guayaquil, junto al río Guayas. Se nos unió Haridas Mederos y así comenzó a tomar forma nuestro pequeño club. La respuesta del público fue reconfortante pues al final del día se trata de una actividad cultural, una especie de museo itinerante. Mucho de historia de la tecnología y la evolución del computador personal.

Esta vez decidimos encender algunas computadoras como la ATARI 400 (el primer computador personal fabricado por ATARI) y la ATARI 2600 (la popular consola de videojuegos). Conectamos los cartuchos de Donkey Kong, PACMAN, Missile Command, entre otros y en determinadas horas tuvimos personas haciendo fila para tomar un turno con el joystick! Un éxito que sobrepasó nuestra expectativa. Un par de jóvenes (que posteriormente bautizamos como “los viajeros del tiempo”) que bordeaban los 18 años se acercaron al stand y reconocieron la ATARI PONG de inmediato. No podían creer ver un ejemplar en “carne y hueso”. Pidieron que por favor la encendamos y luego pasaron largo rato jugando el viejo juego en la segunda videoconsola de la historia, no sin gritos de emoción y como si lo hubieran jugado toda la vida. Nos sorprendió y nos contagiaron de alegría. Dos adolescentes aficionados al ATARI PONG?!!!. Viajeros del tiempo sin duda.

De ahora en adelante el plan es sumar aficionados y engrosar la colección con items interesantes que permitan conocer cómo fue que comenzó esta revolución que hoy nos tiene conectados al Internet leyendo este artículo.

Festival SeGenial 2018 en Malecón 2000 de Guayaquil

Festival SeGenial 2018 en Malecón 2000 de Guayaquil

Jóvenes interesados haciendo preguntas

Jóvenes interesados haciendo preguntas

Niños haciendo fila para jugar Donkey Kong

Niños haciendo fila para jugar Donkey Kong

El Club RETROTECH: Haridas Mederos, Vicente Adum y Edgar Landívar

El Club RETROTECH: Haridas Mederos, Vicente Adum y Edgar Landívar

Niños jugando ARCADE

Niños jugando ARCADE (Máquina construida por AsiriLabs)

Viajeros del Tiempo

Viajeros del Tiempo


Cosechando energía de ondas de radio. Tecnología del futuro… o del pasado?

Hace unos días me topé con un producto que se está financiando en Kickstarter (el más popular sitio de crowdfunding); un dispositivo que carga tu celular cosechando energía de las ondas de radio que existen en el ambiente. Cool, cierto? Energía grátis!!!

NikolaLabs (Proyecto en Kickstarter)

cargador

Buenísima idea!… y si llega a perfeccionarse podría significar el fin de los cargadores de pared o de las baterías portátiles!… asombroso!

Me imaginé un mundo con muchos dispositivos cargándose con energía disponible en el ambiente… pero mientras me transportaba al futuro en mi cápsula del tiempo me asaltó un Deja Vu… “ya he oído esto antes, muchísimo antes”.

Hurgué un poco en los cajones de recuerdos y lo encontré. En realidad ya había visto este concepto funcionando antes, pero antes incluso de lo que imaginaba… en la década de los 80s!!!

Lo descubrí por una historia de mi abuela, que me contaba que mi padre había confeccionado un receptor de radio con tan sólo una roca y pocas chucherías más.

Me parecía una historia fantástica y durante algunos años de mi niñez viví intrigado por la historia, tratando de encontrar más pistas de aquel aparato mágico.

Años después supe que se trataba de un radio de galena o de cristal. Es decir, seguramente la roca que había usado mi padre era una roca de galena. Un mineral compuesto por plomo y azufre.

galena

Se podría decir que una radio de cristal es el receptor de radio más sencillo de construir posible. Sin embargo, lo interesante es que no necesita alimentarse de energía… SÍ, LEYÓ BIEN… Funciona sin pilas, sin paneles solares, sin la necesidad de conectarse a la red eléctrica, nada, nada de eso. La energía con la que funciona viene de las propias ondas de radio que consume y demodula y lo más interesante es que se concibió el el SIGLO 19!!!

A principios del siglo 20 su uso se popularizó y fue parte del entretenimiento de muchas familias y entusiastas, que gracias a este aparato podían escuchar transmisiones a kilómetros de distancia, incluso al otro lado de nuestro planeta.

En un próximo artículo explicaré cómo construir una de estas radios y por supuesto, remontarnos al pasado escuchando programas radiales a “la vieja usanza”.

A veces, para predecir el futuro, sólo basta averiguar cómo era el pasado… y como muestra los dejo con otro artículo que escribí hace algún tiempo acerca de los autos eléctricos.


La segunda taza de café no surte efecto (según recientes investigaciones de 1960?!)

El otro día me topé con un ejemplar de SCIENCE DIGEST de 1960. Me entretiene leer los “recientes descubrimientos” que se mencionan en este tipo de revistas antiguas. Algunos artículos eran presagios de hechos históricos para la humanidad, como la llegada del hombre a la luna en 1969.

Sin embargo, hubo una pequeña reseña que captó mi atención y en español el título sería algo como: “PEQUEÑO INCREMENTO” EN LA SEGUNDA TAZA DE CAFE, y trata de como científicos notaron que la estimulación que el ser humano obtiene con la primera taza de café no es la misma que con la segunda y como conclusión dicen que no hace falta tomar más de una taza de café cada 2 horas y media para mantener la estimulación neurológica provocada por la cafeína.

No se si esta reseña haya sido desmentida luego de las décadas que pasaron desde 1960, pero en caso de ser verdad, ya saben… si tienen que trabajar toda la noche… NO TOMEN TANTO CAFÉ… PUES NO HACE FALTA MAS QUE UNA TAZA CADA 2 HORAS Y MEDIA!!!! 🙂

cafe


Convirtiendo una radio antigua en un amplificador de guitarra a válvulas (tubos de vacío)

Uno de los usos poco conocidos que se le puede dar a una radio antigua de válvulas (o tubos de vacío), es como amplificador de guitarra eléctrica.

El cálido sonido de un amplificador a válvulas es perseguido por prácticamente todos los guitarristas quienes pagan grandes sumas por esta tecnología. Todo fabricante respetable de amplificadores para guitarra (Marshall, Fender, Roland, Peavey, entre otros) tiene en su gama alta de productos amplificadores a válvulas.

Dicho esto, voy a explicar con un ejemplo, cómo modificar una radio antigua a válvulas para enchufarle nuestra guitarra eléctrica. Con esto conseguiremos no solo hacernos de un amplificador a válvulas prácticamente regalado (en caso de que poseamos una radio antigua tirada en una esquina), sino que también reciclaremos un equipo que en muchos casos va a la basura… bueno, y no se diga de la satisfacción de hacer una de estas travesuras tecnológicas 😉

ampi

Antes de iniciar quiero resaltar que no toda radio antigua es de interés para esta tarea. Lo que quiero decir es que hay muchas radios antiguas que poseen más valor si se las deja intactas, fieles a su diseño original, y que modificarlas sería prácticamente un sacrilegio.

También quiero resaltar que las radios a válvulas normalmente usan voltajes elevados para energizar las válvulas. Estos voltajes fácilmente pueden superar los 400VDC por lo que se recomienda que las modificaciones sean realizadas por una persona entrenada y conocedora de el riesgo que involucra.

Ahora sí, manos a la obra.

En mi caso, el paciente es una Hallicrafters 5R30. Un modelo de 1952. La carcaza es de baquelita y la tenía en funcionamiento, pues le había cambiado un par de tubos hace un par de años.

Lo primero que hay que hacer es encontrar el diagrama esquemático de esta radio e identificar el circuito de amplificación, yendo desde el parlante de salida hacia atrás.

schem2

En mi caso he puesto un marca roja en el lugar donde le pienso inyectar la señal de mi guitarra, que es justo antes de la perilla de volumen. Hay que tener en cuenta que no en todos los casos es igual.

Lo que hago aquí es cortar la conexión en la perilla de volumen, dejando ese terminal libre, y luego le sueldo allí un JACK para conectar mi guitarra y listo!

Bueno, en realidad no solo sueldo el JACK sino que añado dos componentes más, un resistor de 1M ohmios y un capacitor para separar la polarización del circuito con la guitarra. También me servirá de protección en caso de que se filtre algún alto voltaje DC en el circuito. Para ilustrar mejor, les muestro el diagrama de cómo quedará el JACK.

Screen Shot 2014-08-13 at 11.21.18 PM

Les dejo con una foto para que vean lo que hice.

cables

Una vez realizada esta sencilla modificación ya podemos conectar la guitarra a nuestro amplificador a válvulas!

Una recomendación opcional si queremos que nuestro amp suene muy superior es no usar el parlante que viene, sino uno externo para guitarra. En mi caso uso un cabinet Marshall que viene equipado con un parlante Celestion y debo decir que el sonido es expectacular 😉

Los dejo con una foto de las válvulas calentando, para aquellos que como yo, se emocionan de ver cómo funciona esta antigua tecnología.

tubos

Aquí les dejo un video (cuando aun no le ponía la carcaza) para que lo vean en acción. Lo tengo conectado al parlante de un amplificador Marshall para no usar el parlante que viene con la radio.

[embedplusvideo height=”450″ width=”600″ editlink=”http://bit.ly/Yfl09q” standard=”http://www.youtube.com/v/47C5U-RKNcg?fs=1&vq=hd720″ vars=”ytid=47C5U-RKNcg&width=600&height=450&start=&stop=&rs=w&hd=1&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep7139″ /]

Por último les dejo una foto de cómo quedó después del tunning que le hice 😉

ampi


Helado de paila

Hace tiempo compré una maquinita antigua de hacer helados luego de regatear mucho con la dueña, una griega que no se quería desprender de su posesión. La maquinita me cautivó desde que la vi, era una UTENTRA, una marca italiana reconocida por hacer máquinas de café espresso muy coleccionables en la actualidad. El modelo que tenía entre mis manos era con motor eléctrico y complétamente de cobre… una evolución de aquellas máquinas que convertían el líquido en delicioso helado sólo con una cubeta de hielo, algo de sal y mucho trabajo manual.

7

Luego de limpiarla, repararla y de comprarle un transformador para que funcione a 120VAC, decidí ponerla a trabajar para lo que fue creada. Hoy comparto unas fotos del proceso y la receta más simple posible.

Para la receta utilicé fruta (en este caso una libra de mora), leche (3/4 de litro) y azucar al gusto. Mucha gente usa clara de huevo a punto de nieve para darle más textura, yo voy a obviar ese ingrediente en mi receta, pero depende de cada quien.

1

Luego de mezclar todo muy bien en la batidora, pasamos por un cedazo para quitar las semillas.

2

A continuación preparamos la maquinita llenándola con hielo y sal (para mejorar el punto de fusión del hielo).

3

Llenamos la máquina con la mezcla, la terminamos de ensamblar y arrancamos el motor.

6

En mi caso el proceso dura unos 25 minutos. Luego sacamos el helado en un recipiente adecuado, servimos en conitos y listo!!!! Simple y delicioso 🙂

8

Al final les dejo una foto que me encontré en Internet del proceso tradicionar de hacer helados de paila. Me gustó y se las comparto.

9


Las maravillosas pinturas del extracto de carne Liebig (serie castillos)

A mediados del siglo 19 el químico alemán Justus von Liebig desarrolla un concentrado de carne muy nutritivo y luego de pocos años funda una compañía para su fabricación y comercialización.

Como la carne en Europa era cara, la compañía se las ideó para manufacturar el concentrado en una planta en Uruguay, donde la carne costaba algo menos de un tercio que en Europa.

Con tal combinación de propiedades nutritivas y buen precio, el producto se volvió muy popular y se comenzó a vender en muchas farmacias como suplemento alimenticio en forma de jarabe. Como se imaginarán, los médicos lo recomendaban como tónico para el crecimiento y los niños eran las principales víctimas de este no muy sabroso jarabe 🙂

La cosa es que para tratar de que los niños no desarrollaran tanto pavor a dicho jarabe, Liebig desarrolló una interesante estrategia y se las ingenió para incluir junto con el jarabe unas interesantes tarjetitas coleccionables. Las tarjetas fueron pintadas por algunos famosos artistas de la época y generalmente se distribuían en grupos de 6 unidades. Cada grupo se refería a un tema en particular y se hicieron muchísimas tarjetas durante muchos años.

La verdad yo no sabía nada de esta historia hasta que hace algún tiempo me hice sin querer de algunas de estas tarjetitas y desde allí les agarré una fascinación desbordante. A lo largo de algunos años pude conseguir algunos sets y la verdad siempre que las vuelvo a ver quedo maravillado. En lo personal me parecen hermosas: pequeñísimas obras de arte.

Poco a poco iré escaneando algunas series de las que poseo, pero por ahora lo haré con la serie de castillos. Espero les agrade y les pique el bichito de la curiosidad.

liebig_castle4

liebig_castle3

liebig_castles2

leibig_castle1

liebig_castle6

liebig_castle5


Restauración de amplificador antiguo, episodio 2

Como me fue bien con la restauración del challenger CHA10, decidí hacer lo mismo con el Bogen J330. Este es el mismo amplificador al que le reemplacé un tubo de vacío por componentes de estado sólido en un artículo anterior. En realidad no estaba tan mal para tener más de 50 años de existencia, pero no le venía mal una mano de gato. La idea, al igual que el anterior proyecto, es usarlo como amplificador de guitarra.

No le quise hacer modificaciones a la electrónica, pues para mi gusto, suena muy bien tal como está. Bueno, en realidad sí tuve que reemplazar unos capacitores dañados, la válvula rectificadora (que estaba quemada) y los tubos de potencia 6L6 (esto solo por mantenimiento ya que no estaban dañados)… pero no hice modificaciones al circuito original.

El trabajo de restauración fue principalmente de pintura. Decidí usar un color bastante parecido al original, solo un poco más metálico. Publicaré fotos del antes y del después.

Ahora unas fotos del “después”.

Una belleza!

En los siguientes días probaré el sonido y subiré más fotos.

P.D. Agradecimientos a Chento por la donación de los tubos 6L6 para esta noble causa 😉


Vintage amp overhaulin’

Este artículo no tiene mucho preámbulo… La cosa es que, como ya estaba en la onda de los amplificadores vintage, me dio por restaurar uno de ellos que estaba bastante deteriorado: Un Challenger CHA10 de los 50s o 60s.

La idea original era trabajar solo en la pintura, pero luego se me ocurrió cambiarle las perillas, añadirle un fusible (no tenía), cambiar de posición el logo, añadirle una entrada para guitarra usando un jack de 1/4 y adicionalmente retocar algunos componentes electrónicos para añadirle más brillo, pues el sonido original es bastante opaco… Bueno, por último también decidí cambiar los tubos a medida que los vaya consiguiendo.

Investigando en Internet encontré una foto de cómo debe haber lucido el amplificador en sus mejores tiempos. La verdad los colores no me gustaron tanto.

El mío sin embargo, no se encontraba en tan buen estado de conservación. Así se encontraba la jaula.

A continuación algunas fotos del chassis.

Como se puede apreciar en la siguiente foto (aquí ya le había desmantelado el transformador) usa 4 tubos, entre ellos un EZ81 como rectificador y un 6L6 en la etapa de potencia (power amp). Es un “single ended”.

A continuación una foto del amplificador después del proceso de pintura, mientras probaba el color de las perillas (etapa en la que me encuentro ahora).

Más fotos de la restauración se pueden observar en el blog de Polestar:

http://www.opendireito.com/tecnologia/item/49-challenger-cha10-restored.html


Los vehículos eléctricos, un invento que olvidamos, por culpa del petróleo.

Me encanta coleccionar libros viejos, y mientras más técnicos mejor. Tratados de química, anatomía, locomotoras a vapor, electricidad, tubos de vacío… uffff… Debe ser que tengo algunas neuronas fuera de sitio o algún trauma infantil que desembocó en esta extraña afición, pero lo cierto es que me gustan. El olor, las páginas amarillentas, los lomos gastados por manos ávidas de conocimiento, la historia detrás de cada doblez, las anotaciones al márgen. En fin, haaaarto material para el psicoanálisis tengo.

Pero aunque parezca cosa de locos, encontré en estos ejemplares un interesante escape, una interesante cabina de tele-transportación al pasado. Así me entero de qué fue “lo primero” en tecnología, en los tiempos cuando lo que ahora es viejo fue nuevo!. Y es que da nostalgia sumergirse en esa realidad ya olvidada de los primeros hombres de ciencia, verdaderos héroes, que se proponían llevar a cabo sus ideas o experimentos incluso a costa de sus vidas.

Entre mis ejemplares más preciados se encuentra la Guía Eléctrica de Hawkins de 1927. Hace algunos días me encontraba hojeando alguna de sus páginas cuando me encontré con un apartado que decía “Electric Vehicles” (“Vehículos Eléctricos”). Por un momento no supe si estaba leyendo un libro antiguo o un artículo futurista de Tesla Motors… Y, pues sí, me causó sorpresa enterarme de lo populares que fueron los autos eléctricos a finales del siglo XIX y  principios del XX. Sin embargo, lo que más sorpresa me causó fue enterarme que algunos modelos tenían una autonomía de entre 75 y 100 millas por carga!

La siguiente figura es una foto de una de las páginas de la enciclopedia. Allí se muestra un vehículo de la marca Baker Electric.

A continuación una fotografía de este vehículo en la vida real. Bonito, verdad?

carroelectrico

Pero Baker Electric no fue la única compañía fabricando autos eléctricos. Existían varias. Una de las más conocidas era Detroit Electric, que construyó varios modelos de vehículos eléctricos a principios del siglo XX. A continuación uno de ellos, el modelo 46, fabricado en 1914.

detroit

La misma esposa de Henry Ford poseía un vehículo de Detroit Electric.

Existieron más compañías fabricando vehículos eléctricos. La pregunta entonces es: por qué esta tecnología dejó de ser la más usada? Por qué tuvo que hibernar por tanto tiempo? Los problemas que nos ha generado la dependencia del petróleo han sido nefastos para la humanidad, pasando por contaminación del aire, derrames de crudo en nuestros océanos y hasta guerras. Los automóviles eléctricos existían antes que los autos a combustión y seguramente existirán después de ellos. Es en el medio donde la humanidad cometió un grave error.

En la actualidad se habla mucho de que los autos eléctricos son el futuro y que se podrán recargar desde una toma eléctrica común. Muchos los ven como una ingeniosa y futurista solución a los problemas inherentes al petróleo. Sin embargo, la gran pregunta que me hago es: No estábamos usando ya este tipo de tecnología hace más de 100 años? Será a lo mejor que la ambición del hombre y el gran negocio del petróleo cegó nuestra creatividad y archivó la idea del vehículo eléctrico por décadas? El tiempo nos dirá. Por ahora los dejo con unas reveladoras imágenes de cómo estábamos recargando las baterías de los vehículos eléctricos en el pasado… les parece familiar?